Translate

Monday, 4 May 2015

Sobre el mal llamado “Piropo”

Sobre el mal llamado “Piropo”

Yo personalmente nunca fui muy entusiasta del piropo fundamentalmente debido a limitaciones propias de la conexión entre mi cerebro y mi lengua al encontrarme frente a una o varias hermosas[i] señoritas
Por esta razón siempre envidie la habilidad de ciertos muchachos para lanzar una frase, un elogio a veces subido de tono y provocar ciertas sonrisas en las chicas
Sin embargo con el tiempo supe que esta costumbre no siempre era bienvenida por las mujeres, muy por el contrario les provocaba diversos sentimientos negativos
Al leer esta nota en el diario de ayer me acorde de esa canción de los del Suquia de mediados de los 60’s ,y del personaje, que entiendo no estaba del lado del dicho burdo y ofensivo ,sino que era más de prodigar comentarios de halago y delicadeza hacia la mujer.



“Una de las iniciativas fue presentada en el Congreso y las otras dos en la Legislatura porteña. El objetivo es prevenir el hostigamiento a las mujeres en la calle. Las víctimas podrán hacer la denuncia y los castigos incluyen multas y hasta arresto. El debate sobre una variante naturalizada de la violencia machista.

Tres proyectos de ley, uno presentado en el Congreso y dos en la Legislatura porteña, buscan castigar –y sobre todo prevenir– el acoso verbal callejero, mal llamado piropo, una práctica extendida y naturalizada de violencia de género, que sufren cotidianamente miles de mujeres, sobre todo adolescentes y jóvenes.”(Fuente Diario Dehoy)

L a legislatura de la provincia de Córdoba se encontró ante la protesta de grupos a favor de estas iniciativas acusando a los gobernantes de no agiornarse con los tiempos al mantener como una de las figuras preponderantes de la ciudad capital de esta provincia a un reconocido adalid del acoso verbal callejero
Se trata de Fernando Albiero Bertapelle más conocido como Jardín Florido que se hizo famoso en la década de los 50, hasta principios de los 60  por su descarada y abierta verborragia lujuriosa desplegada por las calles del Centro de Córdoba.
Ante la presión insostenible sobre representantes del gobierno, el ministro de Cultura y Educacion,Licenciado Modesto Prudencio Morales encargo al poeta y literato Abelardo Roldan Leroux una revisión de la letra de la canción “Jardin Florido “popularizada en los años 60 por el grupo folclórico Los del Suquia
A los pocos días Don Abelardo sorprendió al Licenciado Morales con dos versiones del himno cordobés dedicado al simpático personaje
Una primera versión “light” con pequeñas diferencias, pero que preservaba la integridad y la memoria del anciano y otra versión denigratoria “hasta el fondo” en el caso de que los grupos de opinión,la media y las encuestas amenazaran la continuidad del gobierno provincial
A continuación las versiones 1 y 2 del tema Jardín Florido con innovaciones y arreglos del Maestro Abelardo Roldan Leroux re bautizados bajo el nuevo pintoresco titulo “Viejo Verde”

1 Viejo verde (versión ligth)

“Calle 9 de julio esquina Rivera Indarte          
Corazón elegante de mi docta ciudad.
Donde late la vida al compás de los gritos,
de los trinos y los versos del cieguito cantor.          
Con su paso altanero se acerca un sinvergüenza
que guarda veinte abriles dentro del corazón.
  Quién no lo conoce ahí va Jardín Florido
Aquí no es bienvenido le dijo una mujer
 El piropo atrevido que el caballero brinda
a la cordobesita que acaba de pasar
la niña se da vuelta y le pega un carterazo               
que es como una pastilla azul para el galán

Pasaron muchos años y el centro de la Docta
lo vio todos los días sus calles caminar
y se fue marchitando el clavel de su pecho
que a la dama de negro no pudo galantear.
Groserías al paso, piropos maliciosos
quedaron en el aire del centro cordobés
un clavelito blanco se fue rumbo al olvido
murió Jardín Florido, caballero de ley.
un clavelito blanco se fue rumbo al olvido
murió Jardín Florido, caballero de ley”.

 2  Viejo verde
“Calle 9 de julio esquina Rivera Indarte
 jadeos y otros ruidos ,  febril agitación
Comentarios sexuales, silbidos, bocinazos
Miradas lascivas, gestos, persecución        

 Con su paso atrevido se acerca el pervertido                 
que guarda veinte abriles dentro del corazón.
Quién no lo conoce ahí va el viejo podrido
en el ojal prendido su infaltable clavel.

La insinuación sexista que el satiro recita
a la cordobesita que acaba de pasar
la niña se da vuelta y llama al policia
Que mostrara al morboso el peso de la ley.

Pasaron muchos años la cárcel de la Docta
lo vio todos los días el patio caminar
 y se fue marchitando el clavel de su pecho
Con piropos al guardia no pudo galantear.

Avances repugnantes, piropos asquerosos
 quedaron en el aire del centro cordobés
un clavelito blanco se fue rumbo al olvido
murió Jardín Florido, al margen de ley”.

JAVIER MIRO





4 comments:

  1. Buenísimo

    El negro Dolina afirma que en realidad el piropo en barra no se le hace a la dama que pasa, sino al resto de los amigos. Es como ufanarse de una supuesta valentía en bloque. No soy afecto del piropeador callejero, prefiero aquel que se acerca a una mujer y le dice con todo respeto cual bella es y si es posible de manera privada. De ninguna manera para que la escuche el mundo.

    ReplyDelete
  2. y si el primero se podria representar en el tema "Veni Raquel" de los autenticos decadentes el segundo hay mil ejemplos puedo citar una estrofa de Amado Nervo, para decir con repeto y en forma privada"Tus ojos son dos magos pensativos,
    dos esfinges que duermen en la sombra,
    dos enigmas muy bellos... Pero hay algo,
    pero hay algo más bello aún: tu boca."

    ReplyDelete