Translate

Thursday, 11 October 2018

Las invenciones de Mourelle



Hoy escribe un amigo

Jorge Omar Mourelle

Anticuario, experto en art nouveau y art-decó, vidrios artisticos, muebles e iluminación de época, pintura europea y objetos de arte. Specialties: Vidrios artísticos, figuras de bronce y marfil, muebles de diseñodesde 1920 hasta 1970.

El hombre sabe mucho de numeros, computadoras y antiguedades.
Nunca supe de sus dotes de poeta, que ahora me esta' revelando. Seguramente pasara' por aqui a menudo. AH!! me olvidaba tambien era el mejor imitador del colegio .
Nunca olvidas con quien te has reido... tanto .





















Cuando a mi lluvia de amor la atraviesan los rayos que emanan de tu mirada, se forma la más variada gama de sentimientos, un arco que nos une las almas con colores que no conocía y creamos el paisaje soñado, montañas de caricias atravesadas por cascadas de besos navegantes que culminan en un valle de sosiego  y  una calma  rodeada de vapores que nos presagian otra lluvia, otro arco iris.....

















La noche parece burlarse de mí, se hace extensa por tu ausencia, quizá alguna vez oyó mi pedido de hacerse eterna, en el preciso instante en que dormías a mi lado y te contemplaba silente como a un paisaje soñado.
La mañana me trae una claridad atenuada, por la falta de tu sonrisa que se aliaba con mis ojos y me renovaba el espíritu, poco antes de la despedida de tu boca con la mía y tus besos aliviadores.
La tarde es un gran paréntesis vacío, un par de guadañas que me dejan inmóvil, inerte, sin fuerzas para encarar el camino de regreso que no es hacia tus brazos, y veo puertas cerradas y un desvío hacia ese lugar lleno de recuerdos aciagos, donde otra vez formo parte de un lienzo pintado con agua y sal, abrazando sombras, sin tu compañía....






















Isla que encontré en mi perdido derrotero
Mar que bañaste mis costas escarpadas
Corriente cálida que entibió mis rocas
Que tus olas vuelvan por mi arena...





Thursday, 4 October 2018

RITUAL





El brujo del pueblo le dio’ el diagnóstico y el rito que remediaría su mal de amor
-“A veces no es que no le parezcas atractivo , es posible que espíritus negativos  o influencias de personas enfermas de celos provoquen una nube que impiden que ella te vea con sus propios ojos y se enamore”.-Sentenciaba el brujo , encendiendo una fogata con hierbas medicinales.
-“La única forma de romper el hechizo es escribiendo su nombre completo orinando en la calle al frente su  casa , de hacerlo correctamente ella se entregara’ irremediablemente a tus brazos”.-Concluía el misterioso hechicero.




En una noche sin luna, donde las nubes tapan el resplandor de las estrellas; después de varias cervezas y a las 3:45 de la mañana por la calle solitaria, Furlong procedía con dificultad a cumplir con el ritual una y otra vez.

No era falta de convicción con la causa, el hombre estaba por demás enamorado, sino mas bien la dificultad de completar la tarea se debia al extenso nombre de su amada: Cecilia Ernestina Arambarry Goyeneche.
Un aumento en la cantidad de cerveza a consumir lo único que producía era la borrachera, y la falta de precisión en el acto.

Luego de conseguir la aprobación del brujo, decidimos aportar generosamente nuestra donación, con el fin de socorrer los males del corazón de aquel pobre desgraciado. Después de todo para eso están los amigos.

He aquí que, en esa noche oscura de miércoles, ante la más absoluta calma, sobre la calle de tierra, a las puertas mismas de la casa de Cecilia, el joven enamorado y sus dos amigos se encontraban con las piernas abiertas y con la vejiga a punto de explotar, escribiendo verga en mano, (tratando de no salpicar), el tan mentado nombre con la mejor letra posible.





 En el instante mismo del máximo torrente, el esperado alivio se vio perturbado por unos ruidos.
Los muchachos, con incontenible estupor , oservaron entre las sombras la silueta de Cecilia caminado por el porche de la casa
Desde allí lejos Cecilia acostumbrada a verlos reunidos conversando frente a la puerta hasta muy tarde, totalmente inadvertida del ritual, se dirige a ellos: “Chicos … chicos no vieron al Michi?, me parece que se me escapó otra vez, el muy desgraciado”.
La reacción del trio fue exactamente la misma sin ni siquiera intercambiar una mirada e imposibilitados de cortar con la tarea comenzaron a caminar con dificultad alejándose de la casa exclamando “Michi… Michi… miau…miau!!.pretendiendo embarcarse a la busqueda del felino mientras completaban el ritual.


Desde entonces fue un ritual establecido en el grupo para convencer a Cupido cada vez que el amor venía a tras mano.








Mas historias en el blog de :