Translate

Thursday, 18 April 2019

LA IMPONENTE TURGENCIA DE TUS LABIOS


Gardenias / Bolero


Abel era el guitarrista de la banda de Heavy Metal Artrópodos
Las chicas morían por verlo tocar con su campera de cuero, sus tachas sus cadenas y su cabello largo agitándose al compás de la música.




Lo esperaban a la salida del show, se tiraban a sus pies y le ofrecían sus más dulces delicias.
Hace unos días había empezado a salir formalmente con Mabel una chica del barrio que no se impresionaba para nada con la onda Metal, y que solo lo veía como un muchacho sensible y buen mozo. Mabel era romántica sin remedio amante de los antiguos boleros y las películas de amor.
Cuando se encontraban caminaban por las calles, se sentaban en algún banco de la plaza y se besaban apasionadamente.



Sin embargo, a la hora de intimar hasta la pasión, Mabel se mostraba cautelosa y distante lo cual frustraba naturalmente a Abel que realmente la amaba.
Abel le pregunto esa noche al dejarla en su casa, que pasaba, Mabel le confeso’ que ella no era como aquellas chicas histéricas que solo lo querían como un trofeo y que temía que todo pasara muy de prisa y quedara en convertirse en una más en la lista
-“Abel sinceramente- confeso’ ella - me inquieta un poco todo ese ambiente del Metal, me tomo las cosas en serio y no quiero salir herida, soy muy romántica y sueño con un amor lleno de pasión, con flores y poesías.
Abel volvió un poco triste a su casa, luego recordó sus momentos románticos de sus primeros amores, también recordó su niñez y a su madre baldeando el patio, escuchando boleros de Pedro Vargas , de los Panchos , de Atemar Dutra y toda esa música y poesía.
Escribió unas líneas, tomo su guitarra criolla y volvió caminado hacia la casa de Mabel, tomo’ unas piedritas y las arrojo hacia la ventana de su cuarto .




Mabel se despertó sobresaltada y al mirar por la ventana escucho’: Serenata para la señorita Mabel!!
Abel estreno' el primero de sus exitosos boleros
Mabel … Mabel se entrego' a sus brazos esa misma noche








"Su corola al viento cedio'
Y en su mente gotas de algo"


PERFUME DE GARDENIAS


"De la imponente turgencia de tus labios
Sobre tu piel perfume de gardenias
Se impregna para siempre
En mi respiración

El fascinante vaivén de tus contornos
Vierte mi vino en tus ojos encendidos
licor humedecido
arribando al volcán

la tormentosa virazón de tus humores
ramos de rosas, espinas rencorosas
Precede a tu sonrisa
Y al sol primaveral

Y tu candor
Al son de aquel bolero
Te desnuda en silencio
con loca ensoñación


Si yo pudiera retenerte en esta noche
La luna llena imitando tus pupilas
Enciende mis anhelos
Y brinda resplandor

Y evocaría a la endeblez de tus enaguas
Sensiblemente revelando secretos,
suspiros y vergüenzas
De fuerte agitación

Y tu candor
Al son de aquel bolero
Te desnuda en silencio
con loca ensoñación"

Letra y Musica : JAVIER MIRO

Mas relatos en el blog de Roxana


Saturday, 13 April 2019

El diario de Izza 3ra parte


"Placer mezclado con espanto, hombre y mujer entremezclados, lo mas sagrado junto a lo mas horrible, la culpa mas negra palpitando bajo la piel mas inocente ". Demian (Hemann Hesse)


Continuacion de El diario de Izza Parte 1 y 2








Me agradaba imaginar su sangre secándose al sol y su carne dispersada sobre el asfalto caliente desprendiendo humo y hedor semiderritiendose en un ardiente mediodía de verano esperando a los forenses.

Cuan alejada estaba la realidad, cuan equivocado estaba en mis deseos, que tremendo iluso idiota fui al creer que la policía tomaría responsabilidad en la cacería del detestable infrahumano.
Lejos de terminar mis angustias mi pesadilla se acrescento’ al entrar en la seccional de Policía




art by Edwina Nikolic


El primer contacto fue esperadamente exasperante pues luego de sacar numero y esperar un buen rato me atiende un empleado administrativo que tomaba mi declaración sin importarle en absoluto la gravedad del crimen poniendo la misma atención mientras tipeaba en su computadora que si le estuviera pasando una nueva receta de un guiso de lentejas de mi abuela.

Eso si se encargó’ especialmente en hacerme sentir incomodo con sus preguntas detalladas hacia mi persona, humillarme al exigirme deletrear varias veces mi nombre y apellido, preguntándome el origen del mismo, tratando de hacerme ver que su mente avispada había deducido que era italico- judeo, para finalmente desplegar una sonrisa de desprecio ante la descripción de mi profesión de agente de seguros

Finalmente, después del ultrajante interrogatorio sobre mis datos personales dio por concluida su performance con un seco - “Tome asiento el Inspector Abarca lo va a llamar para tomarle su declaración”

Poco a poco va creciendo en mi cabeza la idea de que este ha sido un gravísimo error, de que esta gente está aquí para llenar formularios, hacer boletas de transito y atrapar a torpes delincuentes que entran por una ventana dejando huellas o amenazando gente, pistola en mano a la vista de testigos. Nada harán para descifrar los enigmas deslizados por un perverso y meticuloso psicópata al que solo conseguirán atraparlo cuando, cansado de sus masacres , se presente en la seccional con la cabeza decapitada de su víctima entre sus manos sangrantes .

Cuando desbordante de vanidad, en busca  de su momento de fama y trascendencia , relate con lujo de  detalles sus aberraciones a un juez desinteresado  y a la sedienta prensa morbosa .

Luego de tres largas horas de fatigosa espera sosteniendo en mis manos temblorosas la evidencia rampante que conduzca al arresto del infame y resistiendo con dificultad el más mínimo intento de abrir el documento del horror, un señor flaco de traje azul y bigotes finitos abre rápidamente una puerta vidriada fingiendo seguramente urgencia y preocupación, se acerca a mi asiento y me extiende una mano mientras se presenta con su ronca voz aterrorizante –“Abarca, pase por favor”
Una vez adentro el inspector comenzó’ a leer el formulario con mis datos y a mirarme de arriba abajo como si fuera yo el sospechoso -Salguri Pedro, que puedo hacer por usted? agrego’.

- “Quisiera dejar este cuaderno que contiene un detallado diario de una mujer secuestrada y torturada, para que usted se haga cargo de su investigación.” Le indico de buen modo apoyando el cuaderno sobre su escritorio.

-Un momento!, yo no puedo legalmente ni mirar ese cuaderno hasta que no pueda llegar fehacientemente a la conclusión de que el ejemplar constituye una prueba de un delito.

-Le puedo asegurar de que no va a tener dudas cuando lo lea.

-Salguri no me venga a decir cómo hacer mi trabajo, puede imaginarse que cualquiera puede haber escrito ese cuaderno, puede ser el borrador de alguna novela, el libreto de una película de terror que se yo, yo no puedo movilizar mis escasos recursos por un cuaderno. Tiene manchas de sangre?

-No ...(contesto secamente, apesadumbrado ante la certeza de que no va a dedicarle mucha atención)

-Aquí dice que lo encontró a la salida de la estación Roland a pasos de la pizzería, se puede saber qué hacía por allí ¿? Según el formulario ud vive en Caballito, no creo que Ezpeleta, Berazategui, Roland, Villa Elisa sean parte de su territorio- Abarca continua el interrogatorio mas preocupado por investigarme que por echar un vistazo a la evidencia.

-No lo crea, tengo muchos clientes en la zona sur, buena gente, humilde, de trabajo... que se yo me gusta .Ese día tome’ el ramal del sur visitando clientes y arregle' con un comerciante de la zona de encontrarnos en la pizzería que esta enfrente de la estación, no tenía ganas de manejar. (cansado de preguntas, me invade el deseo de escapar por la ventana de su oficina).
Abarca no abría la boca solo me miraba fijamente sin pestañar con ojos amenazantes de águila esperando que me extienda en detalles.
-Bueno para hacerla corta lo encontré al bajar del tren, lo recogí sin darle importancia y me dirigí de inmediato al meeting con el señor Di Pascuale para renovar la póliza de seguro de incendios de su Fábrica de Resinas.
Luego del encuentro en vez de caminar hacia la estación vi un micro de larga distancia esperando para salir el cartel decía Gonzales Catan -Constitución y me subí.





Una vez en la ruta estaba aburrido y empecé a hojearlo y lo poco que leí me dejo atónito, tuve que dejarlo.
Una vez en casa decidí echarle otro vistazo y entendí que las imágenes que se me estaban implantando me perseguirían toda mi vida
A la mañana siguiente me tome el tren a Berazategui que es donde se encuentra la seccional mas cercana a Roland y aquí estoy presentando el documento como evidencia, cumpliendo mi deber de ciudadano

Abarca se refregó los ojos con la mano derecha como expresión de stress y luego la apoyo’ contra su quijada mirando fijo a Salguri le respondió con tono seco y fuerte:
-Pedro ud ha mirado muchas series de televisión, ud cree que todo pedazo de papel que se encuentra en la calle pasa a ser una pieza de evidencia?-
Entonces Abarca se sumergió en un trance hipnótico y se quedó mirando la pared , como si recordara algo , luego carraspeo ‘volvió la vista a mi declaración y continuo’ interrogándome.
-Sabia ud que el ramal del sur no para en Roland desde hace tres años ¿?-
( Y prosigue sin interrupción)
-Ud entiende que recibimos decenas de llamados falsos, denuncias absurdas de gente que quiere jorobar a otro, mitómanos, embaucadores y los mismos delincuentes que tratan de desviar nuestros recursos y el curso de nuestras investigaciones.

Me quedo desencajado, boquiabierto, totalmente sobrepasado por el hecho que encima de no prestarle la más mínima atención al diario, desvía su responsabilidad y me convierte en sospechoso o indeseable, nunca había sufrido semejante humillación.

Sin embargo, no deja de inquietarme el hecho de que estoy 100% seguro de que baje’ del tren en la estación Roland.
Sin nada que agregar, me quedo en silencio mirándolo fijo avergonzado de mi confusión.(Abarca intuye la razon de mi pausa)

-Quédese tranquilo Pedro hay algunos trenes que traen vagones en reparaciones y paran en Roland , es posible que ud se haya subido sin darse cuenta que era un tren que iba al taller, a mi me paso una vez por su barrio me indicaron que bajara en la última estación del subte que en ese tiempo era Primera Junta pero vi que el subte cerro las puertas y seguía así que me quede , al llegar a los talleres que están entre las calles  Emilio Mitre y Directorio, el guarda me indico’ que me había pasado jaja jaja!-



Lejos de tranquilizarme el eco de su risa tenebrosa retumbando en las viejas gruesas paredes de la amplia oficina me provocaba pavor.

-De todas maneras,- el Inspector intenta tranquilizarme- no me voy a quedar con los brazos cruzados, voy a chequear los horarios que llevaron trenes a reparación, luego buscare’ por denuncias de mujeres, chicas o niñas desaparecidas en los últimos días.
Esta es mi tarjeta llámeme si se le ocurre o recuerda algo, o sucede algo nuevo relacionado con el asunto. -

Apuro' la despedida extendiéndome su mano fría, mientras me señalaba el rumbo hacia la puerta no sin antes alertarme subrepticiamente -Tenga cuidado! -

Me retiro de la seccional muy agobiado recordando, aquello de los que tienen sed de justicia, entiendo que un estado ideal sin conflictos o injusticias suena a imposible, pero no se me ocurre mejor manera de vivir que caminando en búsqueda de un espacio más justo.



“No se puede vivir así, al final uno se tiene que encerrar, poner rejas y los delincuentes andan sueltos"



CONTINUARA'......