Translate

Tuesday, 21 August 2018

Andromeda


‘Sobre el verdadero autor de la misteriosa zamba "Angelica” Abelardo Roldan Leroux (Investigador Forense Telúrico)



Luego haber terminado con éxito el trabajo para el Ministerio de Cultura y Educación de la Provincia de Córdoba sobre una nueva versión de la canción "Jardín Florido",  ver blog :
( https://javiemiro.blogspot.com/2015/05/sobre-el-malllamado-piropo.html ), el Licenciado Modesto Prudencio Morales encargo’ al poeta y literato Abelardo Roldan Leroux un nuevo desafío.

Le informo’ confidencialmente que el ministerio quería terminar con la vieja disputa acerca de el verdadero autor de la notable zamba “Angelica” y con ese fin requería de sus servicios para aclarar el tema y poder anunciar el hallazgo en el próximo festival folclórico de Cosquín





Sobre la historia del tema y quién fue realmente Angélica hay dos versiones. La primera es que Angélica es una vivencia real del autor Roberto Cambaré; y letra y música le pertenecen. 

En una entrevista, el autor declaro’ lo siguiente: "Yo viví en Salsipuedes –es el pueblito de Córdoba de que habla la zamba-, hace por lo menos 56 años. Era y sigo siendo soltero. Conocí allí a una niña morocha, de cabellos largos flotando sobre la espalda, no muy alta, delgada, un lindo tipo de criollita. Nos entendíamos con los ojos, más que hablarnos. Fue un idilio de un mes, pues ella –verdaderamente- volvía a Buenos Aires. No hubo enojo oficial, pero si cierto distanciamiento entre los dos. Se llamaba como en la zamba: “Angélica”. 

Otra versión dice que la letra de Angélica fue escrita por un poeta chileno y la música por el compositor Abraham Funes de Villa Dolores. 

Cambaré (su verdadero nombre es Vicente Cambareri pero adoptó su seudónimo por consejo de Horacio Guarany, a quien acompañó con la guitarra en el inicio de su carrera), conoció el éxito masivo con su zamba "Angélica". A los noventa años,es además autor de otros temas como "Paisaje Sureño" y "Guitarra amanecida".
Hoy radicado en Mar del Plata, Cambaré, quien el año pasado fue declarado "Ciudadano ilustre" por el Concejo Deliberante, no ocultó su emoción por el reconocimiento recibido "en el pueblo que uno entrañablemente lleva en el corazón".
Leroux rechazo' de plano la versión de un supuesto Chileno le pase una letra a un Argentino para que escriba una zamba, definitivamente lo lógico sería  que en complicidad con un musico Chileno hubiera escrito una cueca.
Sin embargo la versión de la autoría de Cambare’ tampoco le cerraba, primeramente porque era de Mar del Plata ,  y segundo porque sus otras composiciones carecen de la complejidad lírica de la bella “Angelica”  destacada por el despliegue de elegantes rimas esdrújulas.

La investigación llevo’ al licenciado a instalarse en Salsipuedes Córdoba, a caminar por sus calles pintorescas, a conversar con los locales, a degustar deliciosas empanadas, salame de la zona y buenos vinos de las cumbres.
Dos semanas más tarde recordó’ el motivo que lo había llevado al poblado, y empezó a investigar los registros de población, después de todo no nacía mucha gente en Salsipuedes anualnente.
Efectivamente como pensaba si la joven tendría unos 16 a 18 años a principios de los sesentas, habría nacido a partir del 45, cotejando rigurosamente cada partida, se encontró con la  sorpresa que no ha sido registrada ninguna recién nacida bajo ese nombre.
Luego pensó que podía haber sido visitante al igual que Cambare’, la comprobación no sería muy difícil si el único Hotel de ese entonces aun tenia los registros de huéspedes.
El dueño del Hotel “Ideal “aun en funcionamiento conocido bajo el nombre de Humbertito era hijo del fundador y primer hotelero en Salsipuedes, Don Humberto Pascual Gutierrez.
Para alegría de Leroux aun guardaban antiguos polvorientos libros de tapa dura con los nombres de los huéspedes escritos a pluma.

Leroux se sentó en una silla de jardín junto a una mesa redonda de hierro bajo una elegante sombrilla en el patio y ordeno’ para ir acompañando la pesquisa una botella de cinzano, un par de cervezas y una botella de semillon bien frio con algunas papitas y aceitunas
Recorrió los folios de aquellos años asombrándose de la talla de antiguos visitantes, entre ellos estaban el mismísimo ex Presidente Illia, la familia Guevara en camino hacia Alta Gracia, corredores de la talla de Galvez, Cupeiro, Bordeau,un tal Jorge Luis Borges, infinidad de músicos y actores entre ellos Horacio Guaraní y su conjunto.
Con esto confirmaba una punta del ovillo pues entre los músicos de Guaraní’ se encontraba el buscado guitarrista Vicente Cambareri.
Sin embargo, la única Angelica registrada era una anciana de 82 años.
La verificación de los datos y el arribo a la conclusión de que el músico no había conocido a ninguna Angelica le llevo' aproximadamente 25 minutos, sin embargo se tomó otras tres horas para terminar con semejante pedido de bebidas.
Humbertito que parecía saber algo más de la historia detrás de aquella zamba fue interrogado por Leroux : -Rupertito! que me puede decir del autor de Angelica.
-Mire Leroux yo empezaria por alla' al final de la cuadra en aquella casita al pie del cerro,ahi mismo vivio'un tal Don Blas Girardo famoso astrónomo de Salsipuedes, que llego’ a ser Director del Observatorio de Córdoba.
Leroux lo tomo de mal modo – “Humbretito,… yo estaré medio en pedo , pero no soy boludo, que tiene que ver un astrónomo con un guitarrero”.- Contesto el licenciado eruptando mientras trataba de levantarse por tercera vez de la silla de metal.

-Don Abelardo, lo primero que tienen en común es que son hombres de la noche, no se pueden ver las estrellas de día, y Don Blas solía terminar su rutina alrededor de las 2 de la mañana y de ahí, como le costaba dormirse se iba derecho al Boliche , ese que se ve en la ochava pintado de amarillo.



-Entonces querido Huber me voy al boliche de Ochoa , me pinto de amarillo  y lo espero hasta las 2 de la mañana tomandome unas cañitas que le parece?
-No exactamente pero si sigue hacia el final de la calle-continua Humbertito- sale un sendero que lo lleva a lo alto del cerro allí está el observatorio de Salsipuedes.
Si no me equivoco aún queda el cuidador porque desde que Don Blas se fue a Córdoba no han designado a nadie en el puesto.
Leroux se fue al boliche, tomo’ dos cañas, se subió a un burro, encaro ‘por el sendero hasta llegar; algo afectado por la altura y el alcohol, a la puerta del viejo observatorio donde un hombre serio y flaco se encontraba barriendo hojas secas en la vereda del hall de entrada.
-Doblas girando ?.. balbucea el licenciado desde el sendero cayendose del burro .
Leroux a continuación desmonta lentamente, le da un beso al burro y lo suelta no sin antes recomendarle : – “Vos te volvéis derechito a casa … nada de parar por el boliche de Don Amarillo Ochoa , si doblas girando pone el guiñno”-y  luego con dificultad camino’ despacito hacia el Hall pateando la pequeña montañita de hojas que el hombre había juntado .






El hombre lo hace pasar, le prepara un café bien cargado guardando un misterioso silencio, y espero' hasta que Leroux tomo el segundo sorbo para presentarse :-“ Francisco Magre’ , para servirlo,ayudante del observatorio, bueno eso era cuando estaba Don Blas”.
-Mire Migre’, mi nombre es Abelardo Leroux, voy a ir al grano ando investigando sobre la composición “Angelica” y tengo información fehaciente de que el viejo astrónomo sabia algo del affaire , Usted que piensa?, era el la niña que enamoro’ a Cambaceres?
-“Que dice Leroux!, Don Blas era un hombre hecho y derecho, yo lo único que sé es que si’ , es cierto ,se han encontrado en las noches en el boliche y  han conversado y cantado juntos, matando el aburrimiento del pueblo por aquel tiempo .
 " Por qué no echa un vistazo al estudio-sugiere Magre'-, el telescopio, los libros, las cartas astrales… esta todo impecable tal cual como lo dejo’ Don Blas”.
Don Abelardo más avispado con el café doble que le sirvió Magre’ subió’ la escalera en espiral y comenzó la meticulosa revisación del fascinante cuarto.
Entre papeles amarillentos luego de revisar por un tiempo ,en un pequeño cajón encontró una partitura con una letra que le llamo poderosamente la atención llevaba por título “Andrómeda primera zamba intergaláctica sideral”.
Rapidamente sin llamar la atencion, introdujo  el papel en su bolsillo y bajando montado del pasamano de la escalera en espiral se despidió del viejo sirviente.

-"Gracias Matise,no pude encontrar nada que ayude a la investigacion".y bajo' el sendero silbando Concierto en Re mayor de Stravinsky.
Una vez en la capital de Córdoba en el despacho del Ministro de Cultura sentado frente a  una máquina de escribir "Remmington" ,le solicitaba a la secretaria algún licorcito de yuyos serranos , mientras tipeaba el título de su nuevo reporte:
‘Sobre el verdadero autor de la misteriosa zamba "Angelica”
por Abelardo Roldan Leroux (Investigador Forense Telúrico)







Andrómeda

Andrómeda, cuando te enfoco, 
me vuelven a la memoria 
un valle, pálida nube, galaxia espiral 
se me empaña’ el telescopio.    

tus astros, si por instantes 
me vuelven los ojos mansos, 
gaseoso, hilo de hidrogeno y helio formo’ 
polvo de bella galaxia

  

       No olvidaré cuando en mi Córdoba te vi 
       y tu espiral bajo los árboles soñé, 
      Un halo, mancha borrosa; tu velo: la luz 
Sos como un viaje con acido



    
La sábana, que sobre el suelo 
se tiende cuando la escarcha, 
es blanca como la tímida luz de tu piel,
Pareces otra vía láctea

Elíptica magnificente
Conjuro de brisa cuántica
Perlado, Efecto Doppler que va
y se recarga de estática

No olvidaré cuando en mi Córdoba te vi 
 y tu espiral bajo los árboles soñé, 
 Un halo, mancha borrosa; tu velo: la luz 
Sos como un viaje con acido



Monday, 20 August 2018

Aretha Angel para un final




Aretha , Angel para un final




Era muy pequeño alla por fines de los 60's , por casualidad por esa antigua radio en la cocina mientras hacia los deberes para la escuela paso' un Angel , y canto' con una voz y un sentimiento que nunca antes habia escuchado ,casi 50 años despues sigo profundamente enamorado de su voz...












Todo empezó en la sorpresa,
en un encuentro casual,
pero la noche es traviesa
cuando se teje el azar.
Sin querer se hace una ofrenda
que pacta con el dolor
o pasa un ángel,
se hace leyenda
y se convierte en amor.










Ahora comprendo en total
este silencio mortal.
Ángel que pasa,
besa y te abraza,
ángel para un final.


SILVIO RODRIGUEZ






Aquí mismo
Esta noche de réquiem y silencio
Los recuerdos
Se me escurren por los dedos
Aquí mismo
Que es la noche y las estrellas
 espejismo
No da tregua
La tristeza que golpea
las costillas
Y una lagrima
Va cayendo
Aquí mismo
La congoja al final de este sendero
mar inmenso
se me llena de vacío este lamento

JAVIER MIRO