Translate

Sunday, 29 September 2019

sitios arqueológicos podrían ser dañados por el muro


El Servicio de Parques Nacionales advierte que la construcción de muros fronterizos podría destruir 22 sitios arqueológicos 

publicado por Melissa Cruz 23 de sep de 2019 Aplicación de la Frontera, Aplicación de la Ley, Inmigración 101




En la prisa de la administración Trump por construir un muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, 22 sitios arqueológicos podrían ser dañados o completamente destruidos. Esta advertencia proviene de un informe interno del Servicio de Parques Nacionales que detalla cómo las nuevas esgrimas fronterizas, excavadoras, excavadoras y cuatro ruedas de la Patrulla Fronteriza podrían dañar irrevocablemente a los antiguos remanentes de las tribus nativas americanas, así como a las especies en peligro de extinción en el Arizona. La administración anunció que transferirá 560 acres de tierra federal al Ejército de los Estados Unidos para la construcción de muros fronterizos, la única vez que las tierras federales han sido transferidas para este propósito. Muchos grupos de defensa, iglesias y terratenientes privados han empujado durante mucho tiempo hacia atrás contra los planes de la administración de construir más cerca fronteriza en esta tierra. Pero este informe de 123 páginas es inusual ya que proviene del gobierno directamente: el Servicio de Parques Nacionales es una agencia dentro del Departamento del Interior de los Estados Unidos. Los funcionarios del Servicio de Parques dicen que los sitios arqueológicos contienen artefactos bien conservados, como herramientas de piedra y objetos de cerámica. Pertenecen a tribus que han ocupado el desierto durante al menos 16.000 años. El informe también advierte que este equipo de movimiento de tierras podría poner aún más en peligro un tipo de pez cachorro, la tortuga de barro Sonoyta, el caracol de primavera de Quitobaquito y la planta de alcaparras del desierto. Este tramo de la frontera es uno de los pocos lugares en el mundo, y la única zona en los Estados Unidos, donde estas especies todavía viven en la naturaleza.
El área aislada fue una vez parte del Old Salt Trail, una ruta comercial prehistórica que originalmente atiende a los productos mexicanos. Más tarde se convirtió en un lugar popular para los misioneros españoles, colonos occidentales y otros viajeros que necesitaban beber del agua de los manantiales. Los manantiales de la antigua ruta comercial y los humedales circundantes están a sólo 200 pies de donde la administración erigirá barreras gigantes de acero. Los científicos han advertido que los manantiales podrían secarse si los equipos de construcción bombean agua subterránea para asegurar la base de hormigón de la barrera. El Departamento de Seguridad Nacional ha sido capaz de eludir varios requisitos federales que de otro modo habrían ralentizado o incluso detenido los proyectos de construcción. Una ley de 2005 les permitió renunciar a la Ley de Protección de recursos arqueológicos, la Ley Nacional de Preservación Histórica y la Ley de Especies Amenazadas para construir el muro fronterizo del presidente Trump. El informe de precaución, el servicio interno del servicio de parques que se hace público parece no haber hecho nada para ralentizar esos planes.

Melissa Cruz es la Asociada de Comunicaciones y Programas en el Consejo Americano de Inmigración. Supervisa las relaciones con los medios de comunicación y la creación de contenidos para ImmigrationImpact.com, la publicación diaria en línea del Consejo. Anteriormente, trabajó como reportera política para RealClearPolitics y Bustle, así como escritora para la Campaña de Derechos Humanos. Melissa recibió su B.A. en Inglés y Mujeres, Género y Estudios de Sexualidad de la Universidad Estatal de Georgia.

4 comments:

  1. https://www.hcn.org/articles/opinion-borderlands-border-wall-construction-in-organ-pipe-cactus-national-monument-is-a-travesty

    ReplyDelete
  2. https://twitter.com/i/status/1161061231223947264

    ReplyDelete
  3. Hay que estar loco de remate. Ese tipo si no fuera tan peligroso daría risa.

    Un abrazo

    ReplyDelete
  4. No se puede creer que en este 2019 se esté hablando de esto. Entiendo que hay fronteras más fuertes que el cemento, que son las ideológicas, las que marca la guita, pero ¿en serio vamos hacia esto?
    Ya lo dicen por ahí: Pobrecito México, tan lejos de Dios y tan cerca de los EEUU

    Abrazo Javier!

    ReplyDelete