Translate

Sunday, 12 April 2015

“LAS CHICAS DEL PONPON”

“LAS CHICAS DEL PONPON”

JAVIER MIRO


Había tres mesas en la sala de ping pong del club
Cada uno sabia de tradiciones y rituales del lugar, territorios, y costumbres
En especial a la tarde después de las 3 de la tarde
La primera mesa era la de las viejas: Herminia, Alicia, Sofía y un par más. Venían agitadas del partido de tenis, con su equipo inmaculado de marca deportiva todo al tono, remera, pollerita de tenis zapatillas caras, y medias  color rosa tipo zoquetes con pon pon  en el talón. Rondando los 65 o más se mantenían en buen estado físico para su edad
Generalmente venían de a 4 o 6 cosa de tomar la mesa y mantenerla por mucho tiempo
Clamaban ser competidoras federadas del club en la categoría “seniors” jugadores de la tercera edad, aunque nada de eso nunca se pudo verificar, imponían el status  para tomar la mesa cuando al llegar había gente jugando.
Abrían la puerta y se dirigían a los jugadores con soberbia- hay equipo! decían de inmediato. Lo que en general significaba que se desafiaba al ganador de ese partido por la chance de ocupar la mesa pero al terminar le anunciaban que eran Federadas y la gente se piantaba. Nosotros le teníamos especial antipatía
Generalmente los casuales, aficionados, chambones, chicos etc. se ubicaban en la mesa del medio.
Los otros dos grupos sabían que allí, alrededor de las 5 de la tarde llegarían los primeros federados para ir echando a todos para tomar todo el salón alrededor de las 7.
 No era inusual realizar pequeñas apuestas por uno o por otro, desafiar al contrario o pedir revancha y subir la apuesta, también era común jugar por la gaseosa que era muy valorada en los días de calor en el cerrado ambiente del salón
Mientras los demás jugaban totalmente en silencio al compas del repiqueteo de la pelota, los del fondo (como nos llamaban las viejas)tenían a Omar también conocido como “El Ganso” relatando los partidos, imitando perfectamente la voz de los relatores más conocidos de radio y televisión ,también completaban el batifondo aplausos gritos e hinchadas lo cual provocaba el estupor de las viejas que venían a menudo a quejarse indicando que perdían la concentración, y amenazando con llevar el asunto directamente a la comisión directiva.
Luego estaban el gordo  Ramundo,y el negro Pascual jugadores principiantes con más entusiasmo que clase, pero venían para divertirse, y el Peti Fernando que se estaba arrimando peligrosamente al nivel más alto del grupo
En el tope del grupo y protagonizando la mayoría de las finales estaban dos jugadores con dos estilos totalmente opuestos.
Cristian un maestro de la defensa, un jugador con un estilo que normalmente no produce resultados pero en las manos de alguien con unos reflejos extraordinarios se volvía muy efectivo.
El loco Javier, jugador completo, de buen ataque tanto de drive como de revés, fuerte manejo de los efectos en especial del corte con slice, y con un muy buen saque.
Tanto Javier como Cristian habían sido convocados por el entrenador  del Club  el Profesor Thi Mai Chao para ser parte del plantel, y jugar competencias como federados del club oferta que ambos habían desechado
Cristian pensaba que al federarse perdería el placer y el entusiasmo por el juego
Javier rechazo’ la oferta debido a que la mayoría de los horarios de entrenamiento coincidían con la salida al aire de su Programa favorito “El Super Agente 86”.
El sardo argentino(en alusión al gran Nicolino)  un maestro defensivo ,muy difícil conectarle un golpe certero,  un personaje que le agregó al ping pong, más allá de su talento, la espectacularidad, la alegría y el show”. Con estas  palabras y la voz de Osvaldo Caffarelli , Omar presentaría a Cristian antes de comenzar el partido .
“El maestro del esquive, visteo, de defensa notable y contragolpe justo” se respondería a si mismo esta vez usando la voz suave de Julio Ricardo.
Continuaría con la presentación de Javier, esta vez con voz de Marcelo Araujo :” uno de los púgiles más inteligentes y técnicamente dotados del ping-pong contemporáneo. También se le reconoce como uno de los más hábiles contra golpeadores, fuerte en el ataque y con un revés furibundo”!
Esa tarde era diferente por alguna razón no había nadie en el club, las chicas del pon-pon aprovecharon y se quedaron jugando al tenis hasta mas tarde y nosotros nos encontramos con un salón con las tres mesas vacías.
Nadie dudo un segundo tomaron rápidamente la primera mesa, pues tenía más espacio alrededor y además tanto en tanto se podía abrir la puerta y ventilar un poco el ambiente
De inmediato comenzó el típico campeonato con más libertad que nunca con las bromas habituales los comentarios de periodistas deportivos e incluso algunas propagandas:
“Venga del aire o del sol, del vino o de la cerveza..cualquier dolor de cabeza se cura con un geniol.”

 “Si su piloto no es Aguamar, no es impermeable, le puedo asegurar”. Vociferaba El ganso creando el ambiente

Llego el momento de la esperada final y del partido final ya que como de costumbre Cristian y Javier ganaban un partido cada uno
Parejisimo  el partido definitorio, sin duda estábamos asistiendo a una de esas tardes en que El Internacional Javier (llamado así por Omar porque un verano cruzo el río y jugo en un club de Colonia Uruguay) no perdía la confianza ni la certeza de sus golpes a pesar de que la defensa de Cristian devolvía una y otra vez la pelota, tomando cada punto largos e intensos peloteos.
Llegando al final el partido estaba 21-20 a favor de Javier si ganaba el tanto, ganaba el partido, pero si perdía empezarían una larga tanda de desempates hasta sacarse 2 puntos de ventaja.
Omar solo comentaba en voz baja, casi estaba en silencio
El último punto vería a Javier rematando y Cristian devolviendo suaves y altos golpes con algo de slice tratando de forzar el error.
En uno de esos remates Javier se juega y pega cruzado con efecto hacia la derecha de Cristian tratando de abrir la cancha Cristian obligado a moverse rápidamente hacia la derecha más de lo habitual se resbala.
Parecía que Javier ganaba el partido, desde el suelo Cristian levanta la pelota suavemente y con demasiada altitud devolviendo un ataque imposible, desde los banquitos solo se veía emerger la paleta de Cristian apenas por encima de la mesa, Omar comentaba “renació de sus cenizas “.
La pelota le queda servida a Javier para rematar en forma despiada un poco alta, un poco fuera de la mesa hacia su derecha. Cristian mientras tanto se encuentra en el suelo tratando de incorporarse
Como si pudiera verse en cámara lenta Javier extiende su brazo hacia atrás midiendo la caída de la pelota y lanza un sablazo mortal
Los muchachos parados en el banquito del costado listos para saltar y festejar.
En el preciso momento que el brazo de Javier se extiende hacia adelante con feroz fuerza y velocidad se abre la puerta del salón y apresuradamente la figura torpe de una de las ancianas del nefasto grupo del ponpon se ubica a cm de la mesa, posiblemente para cantar el conocido “Hay equipo”, justo entre la trayectoria del sablazo y la pelotita.
Lo que siguió no fue agradable de ver Javier totalmente ciego lateralmente y con la mirada asesina totalmente puesta en la pelotita lanza el golpe mortal para encontrar en su recorrido la garganta de la anciana en vez de la pelota
Herminia imposibilitada de gritar emitía sonidos guturales cayendo redonda en el piso de dolor, las mujeres del grupo subiendo lentamente desde la planta baja recién aparecerían segundos más tarde por la escalera, ven la escena de la amiga en el suelo y le empiezan a gritar a Loco –‘!asesino asesino”!
Cristian todavía en el suelo continuo’ reptando lentamente hacia el banquito del corner y aprovechando la confusión salio’ del salón pasando desapercibido
El Peti ,Ramundo y Pascual se acercaron a socorrer a la persona herida ,las viejas corrieron a buscar la enfermera de la salita de Primeros auxilios
Javier se quedo inmovilizado en su rincón como boxeador que le cuentan 8, sin poder comprender que había pasado.
Omar del otro lado de la mesa  recita con voz de locutor “otra tarde negra de violencia para el deporte ,inconcebible, el “internacional” perdió los estribos”… Un golpe tremendo Caffarelli” mientras se retiraba de a pasitos de la escena.
Herminia se recupero, anduvo algunos días con un pañuelito en la garganta para tapar las marcas
El asunto fue llevado por las viejas a la comisión del club que confiscaron el carnet y suspendieron al Loco por tres meses.
Una tarde caminando por Yerbal hacia el club al cruzar Colpayo el Loco escucho’ a los muchachos de la esquina murmurar –ves el pibe ese con cara de mosquita muerta?…agarro’ a una de las viejas de tenis del club y la cago’ a raquetazos jajaja!.









No comments:

Post a Comment