Translate

Thursday, 5 April 2018

UNA DE PIRATAS






Hoy recordamos a Julio ( mi viejo), a 93 años de su nacimiento .
A veces llegaba para Año Nuevo pero en general era después de Reyes  el 7 u 8 de Enero.
Unos días antes ya me empezaban a preguntar.
El diarero pasaba con su bicicleta haciendo el reparto y me anunciaba “ falta poco no?
El cartero y el fotógrafo de la playa charlando en la esquina interrumpen su conversación y me gritan al pasar – Y... el "Pelado" cuando llega?
Coco en el almacén , el vendedor de helados , el jardinero sin darme descanso Y ¿ /? Julio?...
Todos sabían que en pocos días su arribo no pasaría desapercibido
Habría bromas  e historias del espanto de Buenos Aires con 40*C a la sombra, anécdotas de cuando andaban a caballo por los médanos,de los años de Croupier en el Casino, o de su tiempo de Marinero. Tambien abundarian las salidas , comidas , asados y caminatas.
Al decir de Sabina “ cuando llegues , habrá fiesta en la cocina”

Sin olvidarse de feroces desafios de paleta en la playa y ajedrez hasta muy tarde.
Y por supuesto cabalgatas, hasta los arenales detrás del Faro.
Algunos lugares y pueblos pequeños recobraban trascendencia en los días de viento o de lluvia , excursión y aventura que siempre terminaban en alguna exquisitez culinaria en una fonda sin nombre donde nadie para , nadie conocía, ni nadie volvería a encontrar.
Balcarce por ejemplo estaba “ahí nomás” y era ideal para probar la velocidad del nuevo Fiat 128 en el mismísimo autódromo J M Fangio.
Como también quedaban de paso Pueblos históricos, Lagunas y sierras, castillos centenarios y barcos abandonados .


Habría historias secretas y tesoros escondidos , testimonios vibrantes y eternos de otros tiempos de Bucaneros y Piratas.